Viernes, 29 de agosto de 2014

 

Regreso de pasar unos días de descanso y de búsqueda de reencuentro con las raíces familiares por Asturias. Allí he aprovechado la coincidencia de las Fiestas patronales de Luarca, en el Concejo de Valdés y dedicadas a San Timoteo, para realizar una visita a un lugar bien peculiar: el Centro de Interpretación del Calamar Gigante

Que se tranquilicen mis campechanos paisanos del Bierzo, pues no se trata de ninguna feria gastronómica a la que tan bien acostumbrados nos tiene nuestra tierra. En efecto, no hay ni un solo calamar vivo en el mencionado museo, aunque sí háyalos gigantes, incluso de tal envergadura que harían la delicia del más pantagruélico comensal. Esto, claro está, si estos “bichos” fuera de lo común, que podrían alcanzar los 20 metros de longitud – si sumamos la de sus dos tentáculos -, y los mil kilos de peso, fueran comestibles…

Porque estos extraordinarios seres de las profundidades más oscuras, que habitan en fosas marinas de los océanos y tienen los ojos más grandes que se conozcan –y que pueden alcanzar los 25 centímetros de diámetro – detienen en su tejido muscular cierta cantidad de amoniaco (cloruro de amonio) que hace incomestible sus abundantes carnes. Y si llegan a interesarnos es, sobre todo, por ese misterio tan impenetrable que durante siglos se ha acompañado al temible “Kraken”.

A cualquier amigo de la aventura científica, aunque sólo sea a través de la imaginación, puede que le venga a la memoria de inmediato el recuerdo de la épica batalla presentada por un calamar gigante al aguerrido Nemo, capitán del submarino “Nautilus“, en la obra fantástica del incomparable escritor Julio Verne: “20.000 leguas de viaje submarino” (1871).

Jornada de Puertas Abiertas.

Lamento que mi visita no haya coincidido, por escaso margen, con la Jornada de Puertas Abiertas del Centro celebrada el pasado 13 de agosto, motivo por el que me vi obligado a pagar religiosamente el módico precio de la entrada; es decir, el mío y el de mis acompañantes. Eché de menos que no observaran la posibilidad de un descuento para los parados, ávidos de cultura –cómo lo es todavía un servidor- pese a su pésima situación laboral. Creo sinceramente, que en la situación de crisis actual debería ser una situación a tener en consideración hasta el punto de facilitar una entrada gratuita a este importante colectivo social, ya de por sí tan castigado.

La Jornada de Puertas abiertas es la culminación del sueño de un hombre, Luis Laria, el presidente de la Coordinadora para el Estudio y Protección de las Especies Marinas (CEPESMA), y también de todo el equipo que le acompaña. A primeros del año 1998 dio comienzo la exposición de los calamares gigantes en el Colegio Padre Galo de Luarca, que posteriormente fue trasladada por su crecimiento a unas instalaciones financiadas por el Principado de Asturias en la localidad de Villar. 

A la inauguración del Centro acudieron diversas autoridades, entre ellas el alcalde de Luarca, Juan Fernández Pereiro, el director general de Patrimonio y Turismo, José Luis Vega, y el presidente del CEPESMA, Luís Laria. Con esta asistencia quedaron oficialmente abiertas al público las puertas del nuevo Centro. La actuación museística e urbanística, bien lograda, ha comportado la recuperación de un antiguo edificio y cabe situarla dentro del Plan de Dinamización Turística de la comarca occidental asturiana [1].

El Plan de Dinamización Turística es un programa en el que participa el Estado, el Gobierno del Principado y los municipios de la Mancomunidad Turística ‘Comarca Vaqueira’, entre los que se encuentra el concejo de Valdés. En cuanto al Centro, se trata de un compromiso personal del presidente Vicente A. Álvarez Areces y que hizo público en 2007 cuando CEPESMA le honoró con el “Delfín de oro”  en un conocido restaurante del núcleo valdesano de Otur [2].

Confieso que me agradó descubrir en el edil asturiano este interés por la ecología, empeñado como sé que está en desfigurar la montaña leonesa con el proyecto de construcción de la línea de alta tensión eléctrica Sama-Velilla. Es más, dispuesto a comprobar personalmente cómo se encuentran los trabajos  de las obras de ampliación del Puerto del Musel, en Gijón,  me desplacé hasta allí, pudiendo comprobar lo avanzadas que éstas se encuentran. El proyecto de ampliación portuaria, expuesto en un local en la zona antigua, ha recibido recientemente un importante galardón europeo. Es esa zona es en donde se pretende ubicar la desgasificadora que  se  pretende construir y no sé si también la central de ciclo combinado.

Algunos datos técnicos sobre el Centro de Interpretación.

La nueva instalación que alberga es una construcción de 908’75 m2 construidos y 66,25 m2 de patio y se encuentra adosada al actual almacén de los pescadores en el puerto de la capital valdesana. Consta de una planta baja, primera, segunda y ático, que incluyen una sala de conferencias o proyecciones. Su puesta en marcha ha supuesto una inversión de 1.260 millones de euros, de los cuales 315.000 han sido aportados a través del Plan de Dinamización Turística.

Algunas curiosidades sobre la exposición.

A través de paneles informativos, algunos interactivos, la exposición nos adentra en el mundo marino, incluido el de las grandes profundidades, en donde la mayoría de sus extraños habitantes disponen de órganos eléctricos propios que emiten la luz necesaria para su supervivencia. Algunos de estos peces del abismo están expuestos en la muestra, que expone la más importante colección mundial de calamares gigantes conocida.

En las cercanías de Luarca y frente a la costa colunguesa, en el caladero de Carrandi situado a unas 25 millas al NE de Gijón, existe una fosa  muy profunda en la que viven estos enormes cefalópodos. Algunos han sido involuntariamente atrapados por las redes de pesca de los pescadores asturianos.  El primer ejemplar macho capturado en la fosa de Carrandi [3], el 10 de septiembre de 2002, pertenece a la especie “Architeutis dux“. Tenía 6 m. de longitud y pesaba 50 Kilos. Sin embargo, estos monstruos marinos pueden llegar fácilmente a los trescientos kilos de peso y podrían alcanzar los mil, midiendo hasta veinte metros de longitud. Sus ojos son los más grandes del reino animal y se cree que disfrutan de una visión cien veces más potente que la humana. Cuentan además con tres corazones y un órgano sexual de más de setenta  centímetros. Su enorme potencia sexual, que se caracteriza por una eyaculación muy poderosa, es capaz de infligir heridas en la piel a las hembras o accidentalmente a otros machos competidores. Para desplazarse utiliza la  propulsión a chorro y se sabe que es un auténtico campeón de la natación.

También en esta exposición,  que con una filosofía práctica y didáctica sumerge al visitante en las peculiaridades del mundo marino, hay más datos curiosos. Como el que hace referencia a inmensas concentraciones de basuras, que giran sobre sí mismas y con superficies mayores que la península ibérica, tanto en el océano Atlántico como en el Pacífico. Habría que hablar más sobre estos vertidos marinos cuya existencia se nos escamotea, y que están conformados mayormente por todo tipo de residuos flotantes que llegan al mar a través de los ríos, principalmente plásticos.

El “Proyecto Kraken”.

Uno de los puntos interesantes de la exposición es la proyección de este documental, realizado durante un intentó sin éxito de filmar a este especie en las profundidades marinas del caladero de Carrandi. De hecho el litoral asturiano ha sido ya estudiado por varias expediciones científicas. La filmación se centró en un triángulo de unas 3 millas de lado denominado Pozo de las Vacas, y en donde se tiene la certeza de la existencia de esta especie por la gran cantidad de ejemplares capturados por barcos de pesca.

Presencia del calamar gigante en el Cañón de Avilés.

El Cañón de Avilés es probablemente el cañón submarino más importante del mundo. Se localiza en la proximidad de la ría del mismo nombre, a tan sólo 7 millas de la costa, oblicuo a la misma, en posición de 6º Oeste. Se hunde desde una profundidad de 140 m. sobre la plataforma hasta los 4750 m. de la base del talud. Sus aguas albergan una extraordinaria fauna marina, entre la cual se sitúa el Architeuthis o calamar gigante. Sus especiales características  exigirían que fuese declarado como área marina protegida por el Gobierno [4].

Un ecologista en El Bierzo.

(1). El Centro del Calamar Gigante celebra una jornada de puertas abiertas. 12/8/10. Rtpa.es.

(2). El museo del calamar gigante de Luarca estará operativo en 2009. 20/10/07. Bajoelagua.com. Bajoelagua.com.

(3). Los calamares gigantes de la fosa de Carrandi – Video1. 30/04/2009. You Tube.

(4). El cañón de Avilés. Fuente: Indemares.

Publicado por Ecobierzo.org en 20.000 leguas de viaje submarino, Architeutis dux, Asturias, CEPESMA, Caladero de Carrandi, Capitán Nemo, Cañón de Avilés, Cefalópodos, Centro de Interpretación del Calamar Gigante, Cloruro de amonio, Colegio Padre Galo, Concejo de Valdés, Coordinadora para el Estudio y Protección de las Especies Marinas, El Bierzo, Gijón, José Luis Vega, Julio Verne, Juán Fernández Pereiro, Kraken, Luarca, Luis Laria, Mancomunidad Turística ‘Comarca Vaqueira’, Nautilus, Ojos, Otur, Principado de Asturias, Proyecto Kraken, Puerto del Musel, Residuos, Sama-Velilla, San Timoteo, Un ecologista en El Bierzo, Vicente A. Álvarez Areces el 25 de Agosto de 2010.

Comentarios

Pregunto porqué en el verano hay tanto calamar gigante y en el invierno escasea. Yo pesco el calamar gigante, pero aquí no le llamamos así, pues le decimos “pota“.

Me temo que se está produciendo una confusión, porque en el artículo sobre el calamar gigante nos referimos a una especie distinta de la que menciona. En efecto, hemos podido constatar que en algunos lugares la pota es también conocida como calamar gigante, llamada también jibia en otras partes, pero que no tiene que ver con los monstruos oceánicos a los que nos referimos en el artículo, cuyo tamaño corporal supera el tamaño de un hombre y si se considera sus dos largos tentáculos contráctiles puede alcanzar hasta 18 metros de longitud. Además, por las explicaciones recogidas en el Museo del Calamar de Luarca tenemos entendido que la carne del calamar gigante resulta incomestible dado su elevado contenido amoniacal. Parece ser que el calamar gigante lo necesita para poder bajar a las infernales profundidades que alcanza y aguantar la presión del agua. Por otra parte, el calamar gigante encuentra su hábitat específico en profundidades en torno a 300 y 600 metros, lo que dificulta su pesca, la cual se produce accidentalmente en algunas esporádicas ocasiones.
Por otra parte, creo que a nuestros lectores les gustaría conocer algo más acerca del lugar en dónde dice ud. que procede a pescar lo que denomina “pota”, un cefalópodo utilizado en la cocina, que aporta equivalentes proteínas , vitaminas y minerales que el calamar, pero que presenta una calidad gastronómica inferior a éste, de ahí que su precio sea inferior. Hay varias especies de la familia como la pota voladora, que es de tamaño pequeño o la pota argentina, a la que le otorgan mayor calidad. Potas y calamares nos aportan vitaminas como la B3 y B12, minerales como el fósforo, el potasio y el magnesio, y contienen poca grasa, por lo que son alimentos recomendados.

[...] Inauguración del Centro de Interpretación del Calamar Gigante en Luarca [...]

Deja un comentario

(requerido)

(requerido)


2010-2014 © Asociación Cultural "Ecobierzo"